Hola, bienvenidos (as) a nuestro espacio.

Con la llegada de la menor, Lara, llena de alegrías pero también lucha desde el primer segundo, conocimos diferentes maneras de educar, de mirar al mundo y a nosotros mismos.

La mamá, asustada, comenzó a investigar mucho y a buscar respuestas que muchas veces no las tenía ni en su entorno, ni en los médicos. Quiso aprender diferentes herramientas para ayudar a Lara en su tratamiento.

Y el padre, que siempre ha tenido una vocación artística, a pesar de tener formación en informática, ha empezado a colocar en práctica tales herramientas para que en casa las pudiésemos utilizar con nuestras dos hijas: juegos y materiales de madera para desarrollar la creatividad, la autonomia, la motricidad, la concentración, el lenguaje, el movimiento y el simple jugar.

Primero ha sido la cama, queríamos que las dos tuviesen libertad de movimentación en su habitación pues nos parecía importante.

Y cada vez que veíamos el resultado en nuestras dos niñas, con cada nuevo elemento, un trozo de madera, una nueva forma, hemos visto lo maravilloso que es este tipo de material y todo lo que puede ayudar en el desarrollo y crecimiento de un ser en formación. Ya estábamos enamorados.

Hemos unido nuestras habilidades, con mucho amor y ganas y hemos creado Luila. Nuestras hijas nos inspiran y participan en gran parte del proyecto. Circulan por el taller, prueban materiales, juegan.

Nuestro material es artesanal, hecho con base en investigación, cuidado y preocupación por la seguridad.

Está inspirado en propuestas y filosofias que se preocupan con la creatividad, con el respeto de los tiempos, con la libertad y el desarrollo integral de la niña, del niño, como son montessori, waldorf, pikler y otros.

Muchas, muchas gracias por confiar en nosotros.

 


 

Las dos. Lara y Luana. Nuestros tesoros.

 

 

 

 

 

 

nosotros
Y nosotros