Muchas familias nos preguntan casi todos los días: ¿Para qué sirve esta tabla de madera? ¿Cómo se juega?

 

Y nos damos cuenta que, de manera general, tenemos una tendencia a esperar a que nos digan lo que tenemos que hacer con esto, con aquello. Y, tenemos que decirle al niño o a la niña, que es lo que tiene que hacer con determinado juguete, en este caso con esta tal tabla de madera.

Pues no. No hace falta explicarle nada al niño, a la niña. Es más, os (as) invito a observar. Pues eso, parar y observar. Coloca la #tabla curva en el medio del salón, con una alfombra debajo (así lo hacemos nosotros en casa). Llama a vuestro(a) peque. Muestrale. Y… espera. Observa. Sin prisas del tipo: “Ah, no le gusta este juguete, ni lo ha mirado.” “Se ha balanceado dos segundos y ya no le interesa.” Pues, si. Puede pasar esto el primer día, el segundo. Como en todo, dale tiempo a que descubra todo lo puede y es capaz de hacer con la tabla curva. Y, claro, súmate a el y jueguen juntos(as) , Disfruten del juego libre en familia y serán las personas más felices del mundo. #tablacurva #historiasdeluila

Y por cierto, si que la tabla curva sirve para muchas otras cosas además de esto tan importante que hemos compartido hoy. Ya os iremos contando…

Gracias, familias.